Compliance vs COVID-19

En las últimas semanas son incontables las medidas establecidas, los cambios de urgencia que han tenido que tomar las compañías, el sobreesfuerzo y los sacrificios que las empresas se están viendo obligadas a aplicar para tratar de sacar adelante el negocio en esta “tormenta perfecta” que nos está tocando soportar.

ERTE,s; teletrabajo; mediaciones; asegurar la cadena de suministro; planes de viabilidad; pre concursos; concursos de acreedores,… todo en aras de afrontar tanto la crisis económica como la sanitaria y social que nos afecta.

Por ello, hemos de plantearnos la siguiente cuestión: ¿Pueden las medidas que tomemos conllevar consecuencias penales para nuestra empresa? La conclusión es que SÍ.

EL Código Penal establece la responsabilidad penal de la persona jurídica, con el resultado de un conjunto de delitos que son imputables a estas. Somos conscientes de que la principal motivación de toda empresa a la hora de tomar medidas es la garantía de la seguridad y la salud de sus trabajadores, de la sociedad y de la mercantil, pero creemos conveniente recordar las posibles consecuencias secundarias que una inadecuada gestión de esta crisis puede traer consigo.

Dejar en segundo plano los riesgos derivados del Ordenamiento Jurídico y de las obligaciones internas de cada empresa, pueden suponer graves consecuencias para la organización. Por ello resulta fundamental la reevaluación de los riesgos cuando se produzcan cambios estructurales en la organización o en la actividad.

La necesidad de reevaluación viene determinada por el Código Penal en su artículo 31.bis apartado 5. 6º: “para poder considerar que existe y es eficaz un modelo de organización y gestión que resulte adecuado para prevenir delitos de la naturaleza del que fue cometido”, clave para la exoneración de la responsabilidad penal de la persona jurídica.

No cabe duda de que, ante estos cambios, resulta indispensable la reevaluación de los riesgos penales para poder optimizar los recursos de los que se disponen. Además, priorizar en la gestión de riesgos es una manera de ahorrar costes, pudiendo destinar el excedente en aprovechar las oportunidades que genera una crisis.

Otra cuestión que está poniendo de relieve la actual crisis en cuanto a los riesgos, es el auge de algunos escenarios de riesgo que, en muchos modelos de prevención, no estaban descritos. Delitos como: concursos culpables, insolvencias punibles, fraude en las subvenciones, pueden darse con mayor frecuencia por la crisis que nos acosa. Hacer hincapié en el control de estos riesgos puede marcar un antes y un después en la organización.

En definitiva, la reevaluación de riesgos no resulta una tarea fácil, pero de nada sirve tener un sistema de gestión de riesgos penales si no se encuentra actualizado ya que dejaría de prestar su principal cometido: evitar la materialización de delitos en el seno de la empresa, y en caso de que se produjeran que el sistema sirviera como eximente de responsabilidad penal de la compañía.

Si quieres conocer más acerca de la reevaluación de Riesgos, en Ecix contamos con una amplia experiencia en la prevención y anticipación de los mismos. Puedes contactar con nosotros si precisas de más información.

 

Luis Ena

Socio Director Ecix Zaragoza

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp