Centro de recursos

ELIX Desarrollo de software para ayudar a mitigar riesgos empresariales
Privacy software para cumplir con el RGPD

¿Cómo funciona?

Secciones principales

Secciones secundarias

Navegar por la herramienta

Videos explicativos

Gestionar los usuarios

Crear un encargado del tratamiento

Crear un tratamiento

Crear una categoría

Crear una finalidad

Crear un sistema de información

Acceder a las sanciones ESP + EU

Informe de sistemas de información

Informe RAT

Manuales

Preguntas frecuentes

El RGPD concede nuevos derechos a los ciudadanos (como el derecho al olvido y a la portabilidad), que facilitan el control que tienen sobre los datos personales que se facilitan a organizaciones. Por tanto, es necesario disponer de nuevas herramientas que permitan a los ciudadanos ejercer todos los derechos que les ofrece el RGPD.

El Delegado de Protección de Datos es una figura nueva que recoge el RGPD para organizaciones que, por su tamaño o tipo de negocio, tratan datos personales sensibles o en una gran cantidad. Es responsable de velar por el cumplimiento de la normativa y liderar la gestión del RGPD en cada organización.

Un tratamiento con sus respectivas finalidades y todo lo que arrastra (como las actividades del tratamiento) se va a poder asociar a diferentes categorías.

Pero esto en todo caso implicará que lo que se modifique dentro de una categoría, se modificará en todas, porque en realidad existirá 1 único tratamiento.

Modificar un tratamiento en una sola categoría, y que no afecte al resto de las categorías no será posible siempre y cuando estemos hablando del mismo tratamiento.

Si asociamos un tratamiento a muchas categorías diferentes, es precisamente para tener que rellenar la información una única vez, y que se vea reflejado en todos los lugares donde se muestre de manera idéntica. Tener un tratamiento así, y querer personalizarlo para cada categoría es una funcionalidad que va en contra de esta configuración.

Como solución para solucionar esta cuestión se propone crear muchos tratamientos con información prácticamente idéntica, y asociar cada uno a cada categoría correspondiente, para poder personalizarlos y mantenerlos individualmente en el tema de las medidas de seguridad, de los análisis de riesgos, etc.

Uno de los principios claves del RGPD es el de responsabilidad activa, que implica adoptar de manera preventiva medidas que aseguren razonablemente la capacidad de cumplir con los derechos, obligaciones y garantías que se detallan en el RGPD. Una de las principales medidas de responsabilidad activa que deben realizar las organizaciones son los análisis de riesgos

Privacy5 es la anterior versión de Privacy6, adaptada a los requisitos de la Ley Orgánica de Protección de Datos española y a su reglamento de desarrollo (LOPD y RLOPD). Estas leyes quedan obsoletas con la aplicación del RGPD el 25 de mayo de 2018.