A los despachos de abogados se les atraganta el legaltech

  • Son múltiples los ejemplos de tecnologías vetadas.
  • En España no se conoce ningún caso hasta el momento.

Uno de los sectores más interesados en su transformación digital viene siendo el de la abogacía, quien desde hace tiempo viene intentando cambiar la imagen tradicional que el público tiene de ella.

Y para ello, y especialmente durante esta época de teletrabajo, muchos despachos han abrazado la tecnología sin pararse a pensar si las herramientas y plataformas más populares en el mercado ofrecen un nivel de seguridad adecuado para poder ser usadas con sus clientes, o si el uso de determinados dispositivos respeta la ley española de protección de datos y, en particular, el código deontológico de la abogacía.

Con relación a este asunto, y a los problemas de privacidad que van apareciendo, es habitual recibir noticias del sector legal internacional en las que un despacho prohíbe a sus trabajadores el uso de una determinada aplicación.

La más reciente, la prohibición impuesta por el despacho norteamericano Ropes & Gray a sus más de 1.400 abogados, de instalar en sus teléfonos móviles y otros dispositivos en los que reciban correos electrónicos de trabajo, la aplicación de origen chino TikTok, ante la posibilidad de que dicha aplicación pudiera tener acceso a información confidencial protegida por el secreto profesional.

De esa misma manera, al inicio de la pandemia, el sector legal británico ya manifestó su intención de adoptar una serie de medidas adicionales dirigidas a reforzar e incrementar el nivel de protección de la confidencialidad de sus clientes mientras sus abogados trabajen remotamente. Son famosos los casos de Clifford Chance, firma que prohibió a sus empleados imprimir documentación desde sus impresoras domésticas, o el de Mishcon de Reya, quien impide a sus abogados usar la aplicación de videoconferencias Zoom sin el previo consentimiento del cliente. Otros despachos han ido más allá, y han desaconsejado a sus trabajadores mantener conversaciones de trabajo en habitaciones donde haya instalado algún tipo de asistente virtual, del tipo Alexa, Siri o Cortana.

En el sector jurídico español no tenemos conocimiento de que ningún despacho haya dado instrucciones para restringir la utilización de este tipo de herramientas tecnológicas.

En el año 2013, la American Bar Association emitió una Resolución dirigida a adaptar los códigos deontológicos de sus Colegios a la necesidad de que los abogados adecuasen su práctica profesional a unos nuevos tiempos dominados por la tecnología. En este nuevo escenario, se obligaba a los abogados a adoptar medidas razonables para proteger sus expedientes de revelaciones o accesos inconsentidos.

En lo que respecta a la abogacía española, “el nuevo Código Deontológico de 8 de marzo de 2019, introduce un nuevo artículo 22.2, que exige al abogado hacer un uso responsable y diligente de la tecnología de la información y la comunicación debiendo extremar el cuidado en la preservación de la confidencialidad y del secreto profesional”.

Este artículo, añade, “está en perfecta armonía con la obligación de secreto profesional que se encuentra en el artículo 5 del mismo Código Deontológico, y con la obligación del abogado de no defraudar la confianza de su cliente, del artículo 4”. No en vano, concluye, el artículo 17.4 del Estatuto de la Abogacía Española exige que las comunicaciones confidenciales deberán enviarse encriptadas y con firma electrónica segura, siempre que las circunstancias del cliente lo permitan.

 

En Ecix trabajamos para que nuestros clientes identifiquen, gestionen y minimicen riesgos legales y empresariales, con metodología propia y tecnología. Los riesgos tecnológicos asociados, ya sea al empleo de softwares, plataformas y/o ataques de ciberseguridad son una amenaza constante para las empresas que en Ecix tratamos de identificar y disminuir. Si tienes dudas al respecto no dudes en contactar con nosotros.

 

Francisco Perez Bes, socio Derecho Digital en Ecix.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp